Conéctate con nosotros

El Mundo

Sin heredero y con problemas de corazón: ¿qué pasa si Kim Jong-un se muere?

Cuando hablamos de un país tan opaco como Corea del Norte, hay que andarse con pies de plomo: el régimen norcoreano, que se considera a sí mismo la auténtica Corea, la heredera del decimonónico Reino Ermitaño, ha hecho de la autosuficiencia uno de sus pilares, lo que en la práctica se traduce en un aislamiento que hace que sea muy difícil obtener información fiable. De modo que las informaciones sobre el delicado estado de salud de Kim Jong-un hay que tomarlas con cautela. Pero sean ciertas o no, nos recuerdan que, pese a su juventud y a lo que diga la propaganda norcoreana, también él, el Líder Supremo, es mortal. No solo eso, sino que no ha nombrado a ningún sucesor. ¿Qué pasa si fallece?

Vayamos primero a los hechos. Las especulaciones se han desatado a raíz de un artículo aparecido en la publicación ‘Daily NK’, elaborada por desertores norcoreanos en Seúl, que afirmaba que el motivo por el que Kim no pudo asistir a las ceremonias del 15 de abril, el cumpleaños de su abuelo y fundador de la dinastía, Kim Il-sung, era porque se había sometido a una cirugía cardiovascular tres días antes en un hospital al norte de la provincial de Pyongyang. La incertidumbre creció después de que la CNN, tras acudir a sus propias fuentes, confirmase que los servicios de Inteligencia estadounidenses están monitorizando la situación. De acuerdo con este artículo, la vida de Kim podría estar “en grave peligro” tras la operación.

Hay varios elementos que inducen al escepticismo. El primero, que el propio ‘Daily NK’ afirma que Kim Jong-un “continúa recuperándose del procedimiento en una villa a las afueras de Pyongyang”, y que “la mayoría de los doctores regresaron a Pyongyang después de que la condición de Kim fuese considerada estable”. No habría, pues, riesgo inminente de fallecimiento. En segundo lugar, y tal vez más importante, los vecinos de Corea del Norte están tranquilos. El portavoz de la oficina presidencial de Corea del Sur, Kang Min-seok, ha dicho que “hasta el momento no se han detectado signos inusuales dentro de Corea del Norte”. Una fuente del Departamento de Enlace Internacional, el órgano del Partido Comunista de China encargado de los asuntos norcoreanos, también ha declarado a la agencia Reuters que no se cree que Kim esté en estado crítico.

Por último, hay que recordar que los rumores infundados sobre enfermedades de los líderes norcoreanos han sido una constante desde el establecimiento de la República Popular Democrática de Corea en 1948. Durante años, se dijo que Kim Il-sung tenía un tumor cerebral debido a un extraño bulto en su cabeza, que en realidad se debía a la malnutrición durante su infancia. En 2014, el propio Kim Jong-un desapareció durante un mes y medio para reaparecer cojeando, sin que se aclarase nunca qué dolencia había padecido (algunos expertos creen que podría sufrir intensos ataques de gota, aunque la Inteligencia surcoreana lo atribuyó a un quiste en el pie).

Dicho esto, los problemas cardíacos parecen ser una cosa de familia: su padre, Kim Jong-il, falleció de un ataque al corazón en 2011. Y tanto China como Corea del Sur podrían tener interés en mantener la calma ante un escenario para el que nadie está preparado, y ahora menos que nunca.

¿Quién es realmente Kim Jong-un?

Los extranjeros que le han tratado hablan de una persona afable y simpática obsesionada con el baloncesto, mientras algunos norcoreanos se burlan de su querencia por misiles y bombas nucleares
Hay varios elementos que inducen al escepticismo. El primero, que el propio ‘Daily NK’ afirma que Kim Jong-un “continúa recuperándose del procedimiento en una villa a las afueras de Pyongyang”, y que “la mayoría de los doctores regresaron a Pyongyang después de que la condición de Kim fuese considerada estable”. No habría, pues, riesgo inminente de fallecimiento. En segundo lugar, y tal vez más importante, los vecinos de Corea del Norte están tranquilos. El portavoz de la oficina presidencial de Corea del Sur, Kang Min-seok, ha dicho que “hasta el momento no se han detectado signos inusuales dentro de Corea del Norte”. Una fuente del Departamento de Enlace Internacional, el órgano del Partido Comunista de China encargado de los asuntos norcoreanos, también ha declarado a la agencia Reuters que no se cree que Kim esté en estado crítico.

Por último, hay que recordar que los rumores infundados sobre enfermedades de los líderes norcoreanos han sido una constante desde el establecimiento de la República Popular Democrática de Corea en 1948. Durante años, se dijo que Kim Il-sung tenía un tumor cerebral debido a un extraño bulto en su cabeza, que en realidad se debía a la malnutrición durante su infancia. En 2014, el propio Kim Jong-un desapareció durante un mes y medio para reaparecer cojeando, sin que se aclarase nunca qué dolencia había padecido (algunos expertos creen que podría sufrir intensos ataques de gota, aunque la Inteligencia surcoreana lo atribuyó a un quiste en el pie).

Dicho esto, los problemas cardíacos parecen ser una cosa de familia: su padre, Kim Jong-il, falleció de un ataque al corazón en 2011. Y tanto China como Corea del Sur podrían tener interés en mantener la calma ante un escenario para el que nadie está preparado, y ahora menos que nunca.

Sin una sucesión clara

El principal problema es que Corea del Norte nunca ha tenido ningún presidente que no perteneciese a la rama masculina de la familia Kim. El matrimonio Kim no tiene hijos varones, e incluso en el improbable caso que la conservadora sociedad norcoreana aceptase ser liderada por una mujer, su única hija, Kim Ju-ae, tiene apenas siete años. Si algún poder extranjero esperaba poder jugar la baza de su medio hermano Kim Jong-nam, la única opción relativamente realista de una sucesión dinástica, vio sus esperanzas truncadas por su truculento envenenamiento en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Tras la muerte de Kim Jong-il, todos los análisis se centraron en hasta qué punto su heredero sería capaz de mantenerse en el poder, pero nadie dudaba de dicha transferencia de mando. La desaparición de Kim Jong-un, por causas naturales o por otro motivo, plantea una incógnita totalmente diferente.

O tal vez no tanto. En 2009, ante el evidente deterioro de salud del entonces mandatario Kim Jong-il y sin que todavía se hubiese perfilado la sucesión, el Consejo de Relaciones Exteriores de EEUU (CFR) preparó un informe especial llamado ‘Preparativos para un cambio súbito en Corea del Norte’. En él, se abordaba la cuestión de la desaparición del líder. Entre los escenarios que dibujaba, se encontraban los siguientes: una sucesión dirigida con éxito (la opción que se impuso finalmente, como sabemos), otra que fuese cuestionada por algunos elementos clave del régimen y generase una lucha de poder y una que acabase en fracaso. Casi seguro, la misma situación que se presentaría hoy día.

El investigador de la Institución Hoover Paul R. Gregory, uno de los académicos que han reflexionado públicamente sobre qué ocurrirá en una Corea del Norte tras Kim, considera que el escenario más probable es algún tipo de liderazgo compartido por la cúpula del Partido de los Trabajadores de Corea, tal vez encabezado por un ‘primus inter pares’, al estilo de la vecina China.

“Paralelismos históricos con la URSS y China, opino, sugieren que a Kim le seguirá una forma más suave de gobierno colectivo”, escribe Gregory en la revista ‘Forbes’, y asegura que “el comportamiento de los círculos de poder soviéticos y chinos tras las muertes de Stalin y Mao (…) sugiere que un cambio de régimen en Corea del Norte no auparía a un líder peor sino que iniciaría un movimiento hacia un liderazgo colectivo menos beligerante”. Un vacío de poder sería un escenario muy peligroso para Corea del Norte, por lo que el resultado más probable es que los máximos responsables del régimen traten de actuar rápido para coparlo.

Pero ¿y si no se llega a un acuerdo en la cúpula? “Esto podría tentar a ciertos individuos o facciones a hacerse con el poder, lo que resultaría en una lucha potencialmente disruptiva e incluso violenta por el liderazgo. Cuál podría ser el resultado y qué rumbo podría tomar Corea del Norte en consecuencia es imposible de predecir, pero una competición prolongada y tal vez violenta por la supremacía en Pyongyang sin duda generaría una tensión enorme en el resto del país, dado el grado en el que el Estado es controlado desde el centro”, indica el informe del CFR.

Cualquier cataclismo político interno que bloquease los servicios básicos en Corea del Norte, donde todavía está reciente el recuerdo de la hambruna de los años noventa, generaría una oleada de refugiados tanto hacia China como hacia Corea del Sur. Y ahí la inestabilidad sería todavía mayor: la amenaza de una intervención surcoreana o estadounidense en el norte podría incluso llevar a Pekín a anticiparse y ocupar militarmente Corea del Norte.

“La perspectiva de que Corea del Norte sea absorbida por Corea del Sur y de que fuerzas estadounidenses sean desplegadas en la frontera nordeste de China son asuntos de gran preocupación [para Pekín]. Los mismos miedos ayudaron a provocar la entrada de China en la Guerra de Corea”, sostiene el CFR. “Moscú sin duda comparte las preocupaciones de Pekín, pero Rusia parece menos predispuesta a intervenir si la situación se deteriora”, añade el documento. La situación, en ese caso, sería la de una gran crisis internacional.

No esperen revoluciones

Lo que prácticamente podemos descartar de antemano es algún tipo de revuelta popular para derrocar la dictadura. El sistema represivo es tan eficaz que no existe ninguna posibilidad de organizar una oposición interna sin que sea inmediatamente detectada y desmantelada. Incluso en una situación de colapso, la probabilidad de que emerja un movimiento exitoso es casi nula.

La periodista neozelandesa Anna Fifield, autora de la biografía de Kim ‘The Great Successor’ (‘El gran sucesor’), que ha viajado a Corea del Norte en una docena de ocasiones, describe la situación así en una entrevista: “Aunque muchos norcoreanos rechazan la idea de un líder de tercera generación y saben que lo que se dice sobre él es fantasía, sigue sin haber disidencia en Corea del Norte. No hay un Solzhenitsyn norcoreano, no hay literatura de ‘samizdat’ [los panfletos que circulaban de forma clandestina en la antigua URSS], no hay ni siquiera alguna pintada”.

Fifield añade: “Cuando le pregunté a una mujer que me había hablado de su desdén por el régimen por qué los norcoreanos no tratan de hacer algo al respecto, me dijo que si tú te opones al sistema no intentas cambiarlo, solo tratas de escapar. Esto se debe a que el sistema de castigo en Corea del Norte es absolutamente draconiano: si criticas al régimen, tres generaciones de tu familia podrían ser enviadas al gulag”.

En cambio, de producirse algún tipo de transición, llegaría en el mejor de los momentos. En Corea del Sur, el presidente progresista, Moon Jae-in, partidario del acercamiento a Pyongyang, acaba de ser reelegido con mayoría absoluta. Y la Casa Blanca se encuentra también en modo conciliatorio después de que el presidente Donald Trump escribiese a Kim Jong-un a finales de marzo para ofrecerle ayuda estadounidense en la lucha contra el coronavirus, lo que reduce la probabilidad de una reacción hostil. Un cambio moderado probablemente sería bien recibido en el exterior. Además, podría contar con apoyos desde todos los frentes, tanto entre los aliados tradicionales de Pyongyang como entre sus rivales.

“Es fácil equivocarse en esto”, afirma John Delury, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Yonsei de Seúl, acerca de la situación de salud de Kim Jong-un en el artículo de CNN. Es probable que Kim se recupere —asumiendo que las informaciones sobre su cirugía sean ciertas, en primer lugar—, pero ahora mismo hay una opción de que eso no suceda. Podemos asumir que, en ese caso, la sociedad norcoreana se convertirá en una gigantesca plañidera que mostrará públicamente su dolor —real o pretendido— exageradamente durante días, como sucedió tras la desaparición de su padre y su abuelo. A partir de ahí empiezan las incógnitas, que el resto del mundo tal vez haría bien en empezar a plantearse.

Opina aquí

El Mundo

Presidente de México agradece a Trump por no haber tratado su país “como una colonia”

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, agradeció a su homólogo estadounidense Donald Trump haber tratado a su país “con gentileza y respeto” y no “como colonia”, al celebrar este miércoles en la Casa Blanca “la amistad” entre ambas naciones.

“Usted no ha pretendido tratarnos como colonia, sino que por el contrario ha honrado nuestra condición de nación independiente”, dijo López Obrador en su primera visita al extranjero en 18 meses de gobierno. “Nos ha tratado como lo que somos, un país y un pueblo digno, libre, democrático y soberano. ¡Que viva la amistad de nuestras dos naciones!”.

“Con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos, estamos optando por marchar juntos hacia el provenir. Es privilegiar el entendimiento, lo que nos une y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con dialogo y respeto mutuo”, agregó.

La visita del mandatario mexicano se enmarca en la entrada en vigor del T-MEC, acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá.

Pese a que López Obrador se había sometido este martes a una prueba para la detección del coronavirus que arrojó un resultado negativo, tanto él como su delegación se practicaron una prueba este miércoles por exigencia de la Casa Blanca.

En su discurso, Donald Trump destacó que las relaciones entre Estados Unidos y México nunca habían sido tan buenas como en la actualidad y calificó a los mexicanos como “gente trabajadora, son gente increíble, son un gran porcentaje de los propietarios de los negocios. Tienen mucho éxito”.

Fuente: El Pais

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

Kazajstán niega los informes chinos sobre nueva “neumonía desconocida” más letal que el covid-19

El Ministerio de Salud de Kazajstán ha negado los informes de China sobre supuestos casos de una “neumonía desconocida” más letal que covid-19 presente en el país, según dijo en un comunicado el viernes.

“En respuesta a estos informes, el Ministerio de Salud de la República de Kazajstán declara oficialmente que esta información no corresponde a la realidad”, decía el comunicado.

La declaración continúa diciendo que el ministro de Salud, Aleksey Tsoy, mencionó casos de neumonía en todo el país, no solo de origen bacteriano, fúngico y viral, sino también “neumonías virales de etiología no especificada” durante una sesión informativa del 9 de julio, explicando que esta clasificación sigue los códigos ICD-10 de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud “para el registro de neumonía cuando la infección por coronavirus se diagnostica clínica o epidemiológicamente pero no se confirma mediante pruebas de laboratorio”.

China advirtió el jueves a sus ciudadanos en Kazajstán por un brote de una “neumonía desconocida” en el país y dijo que esa enfermedad es “mucho más mortal que el covid-19”, de acuerdo con un comunicado de la embajada china en Kazajstán.

“El Departamento de Salud de Kazajstán y otros organismos están llevando a cabo una investigación comparativa y no han definido la naturaleza del virus de la neumonía”, dice la declaración.

La embajada dijo, citando medios de Kazajstán, que las regiones de Atirau, Aktobé y Chimkent han visto un aumento en el número de nuevos casos de neumonía desde mediados de junio.

La enfermedad más de 1.700 muertes en Kazajstán este año, algunas de las cuales eran ciudadanos chinos, según la embajada. Un total de 628 de esas muertes ocurrieron solo en junio. “Esta enfermedad es mucho más mortal que covid-19”, dijo el comunicado.

El número de casos de neumonía en la ciudad capital, Nursultán, se ha más que duplicado en junio desde el mismo momento del año pasado, según la destacada agencia de noticias de Kazajstán, Kazinform, que citó datos oficiales.

“Hasta 200 personas ingresan en los hospitales todos los días. En los últimos días, unas 300 personas diagnosticadas con neumonía fueron trasladadas a los hospitales por día. Además, algunas reciben tratamiento en el hogar”, dijo el jefe del departamento de salud de Nursultán, Saule Kissikova, informó Kazinform.

La embajada china advirtió a los residentes de la región que limiten cuánto salieron al exterior y que eviten las zonas públicas abarrotadas. También alentó medidas preventivas como usar una máscara, desinfectar espacios, lavarse las manos con frecuencia y permitir una buena circulación de aire en espacios interiores.

La advertencia de China llega cuando Kazajstán continúa luchando contra un aumento en los casos de covid-19, que ha infectado a 53.021 personas y ha matado a 264 hasta ahora, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Nursultán Nazarbayév, el primer presidente de alto perfil de Kazajstán y actual presidente del Consejo de Seguridad del país, dio positivo para covid-19 el mes pasado.

Las autoridades implementaron una segunda ronda de restricciones en todo el país el 5 de julio, en respuesta a un aumento dramático en los casos. Según estas restricciones, los vuelos internacionales están cancelados y se suspendió el transporte interestatal por carretera, informaron los medios estatales chinos Xinhua. Los espacios culturales, las instalaciones deportivas, los cines y los salones aún están cerrados, y la mayoría de los empleados del gobierno trabajan desde casa.

Ahora hay una creciente demanda de personal médico, camas de hospital y suministros de emergencia, según Xinhua, citando al ministro de Salud del país. Si la situación se deteriora, los funcionarios advierten que podrían endurecer aún más las restricciones.

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

Facebook suspendió cuentas vinculadas a Bolsonaro

Facebook anunció este miércoles la supresión de cuentas vinculadas al entorno de aliados del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en una operación global que también afectó a un viejo apoyo de Donald Trump, Roger Stone.

El jefe de políticas de seguridad de Facebook, Nathaniel Gleicher, indicó que las páginas cerradas infringían la normativa sobre “comportamiento no auténtico y coordinado”.

La trama desactivada en Brasil estaba vinculada a los despachos del presidente Bolsonaro; de sus hijos, los senadores Eduardo y Flavio, y de los diputados de la asamblea regional de Río de Janeiro, Anderson Moraes y Alana Passos.

Estas cuentas escribían entradas sobre las elecciones, publicaban memes políticos y últimamente dedicaban gran parte de las entradas a la crisis del coronavirus, según la red social.

“Vemos habitualmente que estos actores publican sobre el coronavirus”, indicó Gleicher, en un momento en que Bolsonaro sigue minimizando la amenaza del coronavirus, pese a estar contagiado y a que Brasil es el segundo país con más fallecidos por la pandemia, por detrás de Estados Unidos.

El laboratorio de Investigación Digital del centro Atlantic Council, que trabajó con Facebook, encontró “cuentas falsas y duplicadas que promovían a Bolsonaro y sus aliados en varios grupos de Facebook”.

También encontraron páginas con cientos de miles de seguidores que publicaban memes a favor de Bolsonaro y otros contenidos despectivos con sus críticos, indicaron los investigadores.

“Aunque estas páginas no decían abiertamente que estaban conectadas con Bolsonaro y sus aliados, varias estaban vinculadas a los equipos de políticos pro-Bolsonaro”, agregaron los expertos.

Una de las cuentas tenía más de 883.000 seguidores.

El senador Flavio Bolsonaro dijo en un comunicado que su padre fue elegido con un fuerte apoyo popular y tiene miles de seguidores en las redes sociales.

“A partir del informe de Facebook es imposible evaluar qué tipo de perfil fue vetado y si la plataforma pasó los límites de la censura”, afirmó el hijo de Bolsonaro.

“Los juicios que no permiten la réplica y la amplia defensa no se corresponden con nuestra democracia, son armas que pueden destruir reputaciones y vidas”, declaró.

Activos durmientes

En la operación fue desactivada también la cuenta personal de Stone y sus redes asociadas por infringir las normativas de la red social.Stone, sentenciado en febrero a más de tres años de cárcel por obstruir una investigación del Congreso de Estados Unidos, fue vinculado a más de 50 cuentas de Facebook y de Instagram, con una docena de páginas involucradas en acciones antes y después de las elecciones de 2016 en Estados Unidos.

“Queremos asegurarnos de que estos activos, la mayoría de los cuales estaban durmientes, no puedan ser reactivados y utilizados en las próximas elecciones”, afirmó Gleicher.

Estos hallazgos fueron realizados gracias a la publicación reciente de documentos de la investigación hecha por el fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa para influir en las elecciones estadounidenses de 2016.

También se desbarató una red originada en Canadá y en Ecuador que se centraba en información para El Salvador, Argentina, Uruguay, Venezuela, Ecuador y Chile.

La investigación de Facebook encontró un vínculo con consultores políticos, exfuncionarios ecuatorianos y con Estraterra, una firma canadiense de relaciones públicas son sede en Canadá.

Gleicher informó que ahora Estraterra está vetada por Facebook.

La red social está bajo presión de varios grupos en defensa de los derechos humanos y de cientos de anunciantes que lanzaron un boicot contra ella, exigiéndole un mayor control sobre los discursos de odio y sobre los discursos que promueven el racismo y la discriminación en la plataforma.

Fuente: El Tiempo

Opina aquí

Continuar leyendo

Tendencia