Conéctate con nosotros

El Mundo

Por qué Estados Unidos tiene niveles de pobreza altos pese a los miles de millones que invierte en combatirla

Es una de las grandes paradojas de nuestros tiempos: Estados Unidos, el país más rico del mundo, tiene algunos de los peores índices de pobreza entre las naciones desarrolladas.

Más de medio siglo después de que el presidente Lyndon B. Johnson declarara una “guerra incondicional contra la pobreza”, EE.UU. aún tiene que descubrir cómo ganarla.

Desde esa declaración de 1964, este país tuvo logros asombrosos como aterrizar en la Luna o engendrar internet, pero apenas ha podido bajar su tasa de pobreza a alrededor de 12% desde el 19% de aquel entonces.

Esto significa que cerca de 40 millones de estadounidenses viven debajo de la línea oficial de pobreza.

El problema va mucho más allá de la actual pandemia de coronavirus.

De hecho, pese a ser la nación del mundo más golpeada por el covid-19 y a haber registrado este año sus mayores niveles de desempleo desde la Gran Depresión de 1930, EE.UU. evitó hasta ahora un aumento de la pobreza gracias a una expansión histórica de los subsidios gubernamentales, según un estudio.

Aún desde antes de esta crisis el país destinaba anualmente miles de millones de dólares a sus programas contra la pobreza, más que el equivalente al PIB de algunos países latinoamericanos.

“Eso es lo irónico: una cosa sería si fuéramos un país pobre y realmente no pudiéramos hacer mucho al respecto. Pero tenemos los recursos“, dice Mark Rank, un profesor de la Universidad de Washington en St. Louis, considerado uno de los mayores expertos en pobreza en EE.UU., a BBC Mundo.

La cuestión entonces es por qué pasa esto en la gran potencia global.

“Un fracaso individual”

Hay dos razones clave detrás de la pobreza en EE.UU., según los investigadores. Uno está asociado a la forma de encarar el asunto. El otro es económico.

En primer lugar, EE.UU. carece de una red firme de protección social o de un sistema de apoyo a los ingresos de las personas como tienen otros países, por ejemplo con prestaciones por hijos a cargo.

Los programas de bienestar social que EE.UU. implementó en las últimas décadas, como los cupones de alimentos o el seguro de desempleo, le permitieron reducir algunos puntos su tasa de pobreza, pero son considerados limitados.

Para explicar esto suelen señalarse factores de tipo cultural.

“Tendemos a ver la pobreza en EE.UU. como un fracaso individual, es decir, que las personas no trabajan lo suficiente, están tomando malas decisiones, no tienen suficientes habilidades y ese tipo de cosas. Por lo tanto, depende de ti levantarte“, señala Rank.

“El resultado es que realmente no hacemos mucho en términos de política social para sacar a la gente de la pobreza”, agrega.

A esto se suman las diferencias raciales: las minorías aquí sufren el problema de una forma desproporcionada.

Mientras que 11% de los niños blancos en EE.UU. viven en la pobreza, esa tasa llega a 32% para los niños negros y a 26% para los niños latinos, concluyó el Centro de Datos Kids Count en base a estadísticas de la oficina del censo.

“La pobreza a menudo se considera un problema para los no blancos y eso también reduce la voluntad de ayudar a los demás”, dice Rank.

“Hay estudios que muestran que en países más homogéneos en términos de raza y etnia hay una red de seguridad más robusta, porque las personas ven a otros como parecidos a ellos y es más probable que estén dispuestas a ayudar”, agrega.

Mayor desigualdad

Por otro, los expertos apuntan a un factor económico: el deterioro del mercado laboral de EE.UU. para los trabajadores de menores salarios, que son cerca de 40% del total y han sufrido pérdidas en sus ingresos reales en las últimas décadas .

Esto es atribuido a diversos motivos, desde la desindustrialización y el debilitamiento de los sindicatos, hasta las transformaciones tecnológicas.

Así, la desigualdad de ingresos y riqueza en EE.UU. aumentó y es mayor que en casi cualquier otro país desarrollado, según el Consejo en Relaciones Exteriores, un centro de análisis en Washington.

Christopher Wimer, codirector del Centro sobre Pobreza y Política Social en la Universidad de Columbia, sostiene que en EE.UU. “las oportunidades en el mercado laboral tienden a ir a personas con títulos universitarios y que se han beneficiado del crecimiento económico”.

“Y gran parte de ese crecimiento económico no se ha compartido hacia abajo de la escala de ingresos o educativa”, dice Wimer a BBC Mundo.

“Una elección política”

EE.UU. tuvo avances sociales en las últimas décadas como mayores niveles de educación o calificación de sus trabajadores en general, y una baja de la mortalidad infantil.

Además, los especialistas advierten que la tasa oficial de pobreza de EE.UU. se basa sólo en los ingresos en efectivo, sin contar ayudas gubernamentales como créditos tributarios, cupones de alimentos o asistencia de vivienda para familias de bajos recursos.

Un estudio reciente realizado por Wimer y otros investigadores de Columbia proyectó que, sin la ayuda de emergencia aprobada ante la pandemia de coronavirus, la tasa de pobreza en el país habría saltado del 12,5% previo a la crisis al 16,3%.

Pero esos beneficios, que han incluido cheques semanales de US$600 a millones de trabajadores afectados por la pandemia, expiran a fin de mes. Y, con los casos de covid-19 en aumento, su continuidad depende de un acuerdo entre el Congreso y la Casa Blanca.

Distintos expertos han advertido desde antes de la pandemia que el país acepta niveles de pobreza demasiado altos.

“EE.UU. es uno de los países más ricos, poderosos y tecnológicamente innovadores del mundo; pero ni su riqueza ni su poder ni su tecnología se están aprovechando para abordar la situación en la que 40 millones de personas continúan viviendo en la pobreza”, indicó a fines de 2017 el entonces relator especial de la ONU para extrema pobreza y derechos humanos, Philip Alston.

Entre otras cosas, Alston señaló que EE.UU. tenía la mayor mortalidad infantil en el mundo desarrollado, que la expectativa de vida de sus ciudadanos era menor y menos saludable que en otras democracias ricas.

Y también que su pobreza y desigualdad estaban entre las peores del club de países ricos OCDE, y su tasa de encarcelamiento entre las mayores del mundo.

“Al final del día”, sostuvo, “particularmente en un país rico como EE.UU., la persistencia de la pobreza extrema es una elección política hecha por aquellos en el poder“.

Luke Shaefer, director de la iniciativa Soluciones de Pobreza en la Universidad de Michigan, aboga por políticas más simples en EE.UU. y con un enfoque más universal.

Un estudio realizado por él y otros expertos de la universidad indicó que EE.UU. invierte US$278.000 millones por año en programas gubernamentales antipobreza, sin contar los gastos en salud.

Si se suman los programas de atención médica para los pobres como Medicaid, la inversión anual alcanza a US$857.000 millones, es decir, más que los PIB combinados de Argentina y Chile.

“Muchos de estos dólares realmente no están destinados a los muy pobres”, advierte Shaefer.

Las elecciones de noviembre quizá ofrezcan a EE.UU. una nueva oportunidad para repensar cómo mejorar ese gasto.

“Hay gente a la izquierda y la derecha que dice que este enfoque no está funcionando para nosotros, tenemos que hacer algunas cosas de manera diferente, necesitamos simplificar“, dice.

“Tengo alguna esperanza de que podamos progresar”.

 

Fuente: BBC News

Opina aquí

El Mundo

Doble amenaza en Florida: el epicentro del virus recibe a Isaías

El presidente Trump declaró la emergencia ante el avance de la tormenta hacia EE. UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó una declaración de emergencia para varios condados de la parte este de Florida ante la llegada del huracán Isaías, según anunció ayer el gobernador del estado, Ron DeSantis, quien pidió a los habitantes estar preparados y atentos.

Aunque “el ojo de la tormenta se quede fuera de la costa, tendremos impactos”, adelantó el gobernador sobre la aproximación de Isaías, el cual ya pasó sobre la parte noroccidental de las islas Bahamas. Ante la emergencia de la pandemia en ese estado, DeSantis señaló que no está previsto evacuar los hospitales del sureste de Florida, donde está el epicentro del covid-19.

Debido a la incidencia del virus en Florida, los preparativos para la llegada de Isaías son diferentes a los habituales. La acostumbrada concentración en refugios de personas de áreas amenazadas por la tormenta no es lo más aconsejable, pero hay planes listos para el caso de que sea necesaria, con medición de temperatura y separación de personas con síntomas, además de entrega de tapabocas, guantes y desinfectante.

Los riesgos de Isaías para los habitantes de las costas son marejadas ciclónicas que combinadas con las mareas naturales pueden elevar el nivel del mar hasta cinco pies (1,5 metros) y producir inundaciones.

Al final de este sábado, Isaías se había debilitado a tormenta tropical tras su paso por Bahamas, aunque expertos coinciden en que volverá a ser un huracán a medida que se acerque a la costa de Florida.

Este año se han formado ya las tormentas tropicales Arthur y Bertha, ambas antes del inicio oficial de la temporada ciclónica, que comienza el 1.º de junio y concluye el 30 de noviembre.

Después siguieron Cristóbal, Dolly, Edouard, Fay, Gonzalo y Hanna, esta última el primer huracán de este año en el Atlántico, que tocó tierra en Texas el sábado 25 de julio. De acuerdo con los pronósticos, en la actual temporada ciclónica se formarán de 13 a 19 tormentas con nombre, de las cuales de seis a diez podrían convertirse en huracanes.

Fuente: El Tiempo

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

Líbano: qué se sabe de la causa de la devastadora explosión en Beirut que dejó al menos 137 muertos y miles de heridos

Los equipos de rescate en Líbano trabajan a contrarreloj para encontrar a sobrevivientes entre los escombros tras la potente explosión que sacudió la capital del país, Beirut, el martes.

La devastadora deflagración dejó al menos 137 víctimas mortales y más de 5.000 heridos, según informó la Cruz Roja libanesa este miércoles.

No obstante, las autoridades temen que esas cifras aumenten dada el caótico escenario en la ciudad y la complejidad para establecer el número de desaparecidos.

  • Al menos 135 muertos y más de 4.000 heridos por una fuerte explosión en el puerto de Beirut que deja “daños generalizados”

Esto es lo que se sabe hasta ahora.

¿Qué ocurrió en Beirut?

Según los testimonios recogidos, al parecer se produjo una explosión inicial alrededor de las 18:00 hora local (15:00 GMT) en la zona portuaria de la capital, sucedida por un incendio y pequeñas deflagraciones que algunos residentes describieron como una suerte de fuegos artificiales.

En los videos que fueron difundiéndose por internet, se puede ver ese preciso momento, en el que numerosos residentes están grabando la humareda blanca que sobresalía de un almacén junto a silos de granos del puerto.

Fue entonces cuando se produjo la segunda gran y devastadora explosión, que lanzó una enorme bola de fuego al aire y generó una nube con forma de hongo.

El impacto se pudo sentir por toda la capital y a cientos de kilómetros de distancia. Esa deflagración arrasó edificios, destruyó vehículos y provocó enormes daños por toda la ciudad, que alberga a unos dos millones de personas.

Cuál fue la magnitud de la explosión

El Servicio Geológico de Estados Unidos señaló que la explosión fue equivalente a un terremoto de magnitud 3,3.

El gobernador de Beirut, Marwan Abboud, llegó a comparar la devastación con la causada por la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki, de la que se cumplen este mes 75 años.

Sin embargo, un equipo de especialistas de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) estima que fue del equivalente a entre 1.000 y 1.500 toneladas de TNT, un 10% de la magnitud de la bomba de Hiroshima.

El profesor Andy Tyas, que lideró el trabajo, afirmó: “Cualquiera que sea la carga precisa, lo que es incuestionable es que es la explosión no-nuclear más grande de la historia”.

“Mucho más grande que las producida por cualquier arma convencional”, agregó.

Tyas explicó que su conclusión se basa en el análisis de videos y el tiempo que pasó desde la detonación y la llegada de la onda expansiva a lugares ubicados a cientos de metros.

“Con esto, a grandes rasgos, acordamos el tamaño de la carga”, explicó.

¿Cuál fue la causa de la explosión?

El presidente de Líbano, Michel Aoun, apuntó a la detonación de 2.750 toneladas de nitrato de amonio como causa de lo ocurrido. Aoun señaló que este material había sido almacenado sin las condiciones adecuadas en el puerto.

Una cantidad similar de este químico, que de por sí no es inflamable, fue confiscada de un carguero con bandera de Moldavia en 2013.

Varias autoridades portuarias están en arresto domiciliario mientras se realiza la investigación, informó el gobierno de Líbano este miércoles.

El nitrato de amonio es un químico industrial común que suele ser utilizado como fuente de nitrógeno para fertilizante agrícola.

Pero también puede ser combinado con combustible para crear un explosivo que se usa en la industria minera o de la construcción.

Diversos grupos armados han utilizado bombas con este componente en el pasado.

El nitrato de amonio es altamente explosivo cuando entra en contacto con fuego y, al hacer explosión, puede desprender gases tóxicos como óxidos de nitrógeno y amoníaco.

Por eso hay reglas muy estrictas para su almacenamiento. De ahí que una de las claves de lo ocurrido es esclarecer por qué estaba allí.

El jefe de aduanas, Badri Daher, dijo que su agencia pidió que fuera retirado pero “eso no ocurrió”.

“Tenemos que dejar a los expertos que determinen las razones”, agregó.

Otra incógnita clave está en qué es lo que hizo que el material prendiera.

Entre los requisitos para almacenarlo se encuentra que el lugar esté preparado a prueba de incendios.

Tampoco puede haber desagües, tuberías u otros canales en los que se pueda acumular el nitrato porque crearía un riesgo explosivo adicional.

  • Qué es el nitrato de amonio, la sustancia responsable de la explosión en Beirut (y por qué es tan peligroso)

Las investigaciones abiertas en el país apuntan, de hecho, a la negligencia como causa de lo ocurrido.

El presidente Aoun decretó tres días de luto y anunció un fondo de emergencia por valor de unos US$66 millones.

Las autoridades prometieron que los responsables de la gran explosión van a “pagar el precio” y que esta catástrofe “no pasará sin responsabilidades”.

Un historial de conflictos

En un país como Líbano, que ha vivido una larga guerra civil (1975-1990) y que se encuentra en una región de numerosos conflictos, no es extraño que una explosión como la del martes se asocie rápidamente con un ataque intencionado.

Algunas miradas apuntaron a Israel, país vecino con el que Líbano tiene un pasado de enfrentamiento bélico y con el que persisten las tensiones fronterizas.

El episodio más reciente ocurrió la semana pasada cuando el gobierno israelí afirmó que había desmantelado un intento del grupo radical libanés Hezbolá de infiltrarse en su territorio.

Un funcionario israelí negó rotundamente que su país tuviese algo que ver con la explosión, y el propio jefe de seguridad libanés también descartó esa posibilidad.

Un país en crisis

La explosión ocurre en un país con un contexto ya delicado, agravado por su peor crisis económica desde el conflicto bélico.

La situación además pone de relieve las profundas divisiones en la sociedad libanesa, donde muchos ciudadanos acusan a la élite política dominante de acumular riqueza y dejar a un lado las amplias reformas necesarias para resolver los problemas del país.

  • Por qué Líbano está en crisis y la devastadora explosión en Beirut le llega “en su peor momento”

Los cortes de electricidad, la falta de agua potable y el acceso limitado a la salud pública se han convertido en parte de la rutina de buena parte de la población.

Además, la pandemia de covid-19 ha puesto al sistema sanitario bajo una presión todavía mayor, a lo que se suma ahora la llegada de miles de heridos por la explosión a los hospitales de la capital.

La explosión además ocurrió en un momento sensible en el país, a pocos días de que se anuncie el veredicto del juicio a cuatro hombres acusados de organizar el ataque que mató al ex primer ministro Rafik Hariri el 14 de febrero de 2005.

Fuente: BBC News

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

Voluntarios de vacuna rusa habrían creado inmunidad a la covid-19

En las últimas semanas Rusia pisó el acelerador para adelantarse en la carrera por encontrar una vacuna segura y efectiva contra el nuevo coronavirus.

Según los funcionarios rusos, ahora están más cerca que nunca. Sin embargo, estos anuncios han despertado las sospechas de algunos científicos, periodistas y expertos en salud.

No obstante, la cadena televisiva sostuvo que contactó a las autoridades de algunos de los países que supuestamente habían demostrado este interés y no recibió respuesta.

En el reportaje además se ponen de manifiesto las dudas que generan los ensayos llevados a cabo para desarrollar la vacuna.

“Rusia no ha publicado datos científicos sobre sus pruebas de vacuna y ‘CNN’ no puede verificar su afirmada seguridad o efectividad”, señaló el medio.

“Tenemos previsto que la campaña de vacunación más amplia, que se sumará paulatinamente al nuevo sistema de atención, comience en octubre”

Pero esto no ha sido un impedimento para que distintos funcionarios del gobierno ruso hagan todo tipo de anuncios acerca de los avances que han hecho en su búsqueda de la vacuna.

Recientemente, el ministro de Sanidad de Rusia, Mijaíl Murashko, aseguró que el biológico, elaborado por el Centro Nacional de Investigaciones Epidemiológicas y Microbiología (Gamalei), empezaría a distribuirse a partir del próximo 10 de agosto.

Según el funcionario, las primeras dosis empezarían a suministrarse a docentes y médicos antes de que lleguen al resto de la población.

“Tenemos previsto que la campaña de vacunación más amplia, que se sumará paulatinamente al nuevo sistema de atención, comience en octubre”, dijo también Murashko.

‘CNN’ señala que es preocupante que los ensayos en humanos de la vacuna no se estén haciendo de forma adecuada y que se sabe que los desarrolladores planean completar la tercera fase de las pruebas en paralelo con la vacunación de los trabajadores médicos.

Además, el medio cita a científicos rusos que explican que el desarrollo de esta vacuna ha sido rápido debido a que es  “una versión modificada de una ya creada para luchar contra otras enfermedades”.

Pacientes habrían desarrollado inmunidad

Asimismo, la agencia de noticias ‘Xinhua’ recogió unas declaraciones del Ministerio de Defensa ruso respecto a los ensayos clínicos que se han llevado a cabo. Esa entidad señaló que los voluntarios que han participado de las pruebas han desarrollado inmunidad frente al nuevo coronavirus.

“Los resultados de la investigación mostraron claramente que todos los voluntarios tuvieron una respuesta inmune clara como resultado de la vacunación”, informó el servicio de radiodifusión Zvezda, del Ministerio.

Al parecer, cuando se les hicieron pruebas a los voluntarios, 42 días después de haber recibido la vacuna, demostraron tener inmunidad. Además, según el medio estatal, esta resultó segura y tuvo una “buena tolerancia” en los pacientes.

Mientras la pandemia sigue avanzando, las esperanzas de la humanidad parecen materializarse en la vacuna.

El mundo ya acumula más de 18 millones de personas contagiadas con el nuevo coronavirus y cerca de 700.000 muertes por esa misma causa. Rusia, por su parte, cuenta con más de 859.000 casos y más de 14.000 muertes.

 

Fuente: El TIEMPO

 

 

Opina aquí

Continuar leyendo

Tendencia