Conéctate con nosotros

El Mundo

Las debilidades del sistema de salud de EE. UU. frente al coronavirus

Expertos en salud pública advirtieron que ese país tiene características que lo hacen vulnerable.

Como muchos estadounidenses, el mesero Danjale Williams está preocupado por la creciente amenaza del nuevo coronavirus. Al joven de 22 años, habitante de Washington, lo asusta especialmente la idea de tener facturas médicas que simplemente no puede pagar: es una de las casi 27,5 millones de personas en Estados
Unidos que no tienen seguro médico.

“Definitivamente dudaría antes de ir al médico, porque la factura del médico es una locura”, dijo. “Si llegara a ese punto, no tengo suficientes ahorros para mantenerme saludable”.

A medida que el virus comienza a extenderse en el país, los expertos en salud pública advirtieron que, entre las naciones ricas,  Estados Unidos tiene varias características particulares que lo hacen vulnerable.

El país cuenta con una gran población sin seguro médico, tiene aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados que temen entrar en contacto con las autoridades, y una cultura laboral que provoca que algunas personas no falten al trabajo por miedo a perder sus empleos.

“Estas son todas las cosas que pueden perpetuar la propagación de un virus”, dijo Brandon Brown, epidemiólogo de UC Riverside. El número de estadounidenses sin seguro sanitario comenzó a caer desde un máximo de 46,7 millones en 2010 luego
de la aprobación de Obamacare
, ley de seguro de salud del expresidente demócrata Barack Obama, pero ha aumentado nuevamente en los últimos dos años.

La cifra actual de 27,5 millones corresponde aproximadamente al 8,5 por ciento
de la población.

Grandes facturas

Los expertos en salud pública a menudo se preocupan por el potencial destructivo
de una pandemia en los lugares más pobres del mundo, 
como África subsahariana o el sur de Asia.

Estas regiones plagadas  de pobreza tienen hospitales mal equipados para detener la propagación de enfermedades infecciosas o para atender pacientes que necesitan asistencia respiratoria, como ocurre con los casos más graves de covid-19.

Por el contrario, Estados Unidos tiene algunos de los mejores hospitales y personal médico del mundo. Pero aquellos que no tienen la suerte de tener un buen seguro a través de su empleador, y que no son lo suficientemente pobres como para calificar para el seguro estatal, a menudo optan por quedarse completamente fuera del
sistema.

Una visita de rutina al médico le puede costar cientos de dólares a aquellos sin cobertura. “Si ocurre una propagación sostenida, podría resaltar algunas
de esas disparidades de atención médica que ya conocemos y en las que estamos tratando de trabaja
r, pero no hemos encontrado una manera de resolver”, dijo Brian Garibaldi, el director médico de la unidad de biocontención del Hospital John Hopkins.

Eso no quiere decir que las personas sin seguro no tengan opciones si se enferman
de gravedad. 
La ley de Estados Unidos exige que las personas que tienen una emergencia médica puedan obtener la atención que necesitan, independientemente
de su capacidad de pago.

Abigail Hansmeyer, residente de Minnesota, no cuenta con un seguro, y su esposo tampoco. “Podríamos ir a la sala de emergencias para recibir tratamiento” de llegar a enfermar, dice. Pero recibir tratamiento no significa que la visita es gratuita y que quienes no estén asegurados puedan recibir grandes facturas después. “Tenemos que considerar de manera cuidadosa los costos en cada situación”, dijo Hansmeyer,
de 29 años.

Días por enfermedad

Uno de los mensajes centrales que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han transmitido sobre el coronavirus es que las personas deben quedarse en casa si tienen síntomas respiratorios leves, excepto para ir al médico si creen que necesitan hacerlo.

“Pero muchas personas, dependiendo de sus trabajos, su posición o su privilegio, no tienen posibilidad de hacer eso”, dice Brown. Estados Unidos es el único de los países avanzados en no ofrecer a nivel federal ninguna licencia obligatoria por enfermedad con goce de sueldo.

Aunque las compañías privadas ofrecen un promedio de ocho días por año, solo el 30 por ciento de los trabajadores con sueldos más bajos pueden tener días por enfermedad, según el Economic Policy Institute. Para muchas de estas personas, perder incluso un día de trabajo puede significar un contratiempo económico.

Un sondeo nacional hecho en octubre de 2019 a 2.800 trabajadores por la firma
de contabilidad Robert Half 
encontró que el 57 por ciento a veces va a trabajar mientras está enfermo y el 33 por ciento siempre lo hace.

Temor a una vacuna

Cuando el número global de muertes por el virus ya superó las 3.000 y Estados
Unidos se prepara para un brote más amplio, continúa la carrera para desarrollar vacunas y tratamientos. Los plazos para desarrollar una vacuna varían entre 12 y 18 meses, pero ¿será asequible para todos?

La pregunta se le hizo al Secretario  de  Salud, Alex Azar, en el Congreso la semana pasada. “Nos gustaría asegurarnos de que trabajamos para que sea asequible, pero no podemos controlar ese precio porque necesitamos que el sector privado invierta”. Su respuesta fue criticada duramente por el columnista del sitio de noticias de la industria Pharmalot Ed Silverman. “¿Deberíamos dejar morir a algunos estadounidenses que podrían contraer el coronavirus porque el precio está fuera
de su alcance?”.

 

 

 

Opina aquí

El Mundo

Mercados internacionales volvieron a las pérdidas

Wall Street baja por la rápida expansión del coronavirus en Estados Unidos.

Las bolsas del mundo bajaron este viernes debido al temor de los inversionistas por la expansión del coronavirus por el mundo y principalmente en Estados Unidos, el país que ya presenta el mayor número de contagios.

Wall Street cerró en rojo este viernes con una caída de 4,06% del Dow Jones de Industriales, después de tres días de ganancias consecutivas. El selectivo S&P 500 bajó un 3,37% y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a importantes tecnológicas, descendió 3,79%.

Las principales bolsas europeas bajaron hoy pero lograron ganancias en el cómputo semanal, con lo que rompen una racha de cinco semanas consecutivas en pérdidas, seis en el caso de LondresEn la sesión de este viernes, Londres cayó un 5,25%; Fráncfort, un 3,68 %; París, un 4,23 %; Milán, un 3,15 %; y Madrid, un 3,63 %. En los descensos de hoy han influido la extensión del coronavirus en EE. UU. y la falta de acuerdo en la Unión Europea (UE) para tomar medidas contra el impacto económico de la epidemia. En el conjunto de la semana, Fráncfort subió 7,88 %; París el 7,48 %; Milán el 6,93 %; Londres, el 6,16 %; y Madrid, el 5,19 %.

En América Latina, la bolsa de Colombia bajó 1,67%, después de comenzar la jornada perdiendo hasta 7%, la de Argentina cedió 5,07%, Brasil retrocedió 5,06%, la de Santiago ganó 0,43% y la de México perdió 5,32%.

En Asia, por su parte, impulsadas por las ganancias de sus pares occidentales ayer, Tokio subió 3,88%, Hong Kong 0,56% y Corea del Sur ganó 1,94%.

Fuente: Portafolio

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

“El humo del tabaco puede incrementar el riesgo de contraer el COVID-19” – OMS

En estos tiempos donde el aislamiento, el lavado de manos y el no tener contacto físico con otras personas ha sido las medidas que se han extremado para evitar contraer el COVID-19, sin embargo la Organización Mundial de la Salud ha manifestado que el fumar puede aumentar el riesgo de contraer el Coronavirus. Si una persona que fuma siempre está tocando sus labios con sus manos el riesgo es mayor ya que transfiere el virus al cuerpo. De la misma manera el humo lo transfiere a otras personas cercanas.

Además la OMS recuerda que los fumadores también pueden tener una enfermedad pulmonar o una capacidad pulmonar reducida, lo que aumentaría en gran medida el riesgo de enfermedades graves. En este sentido, señala que las condiciones que aumentan las necesidades de oxígeno o reducen la capacidad del cuerpo para usarlo adecuadamente pondrán a los pacientes en mayor riesgo de enfermedades pulmonares graves, como la neumonía.
En cuanto a los productos para fumar, como las pipas de agua, a menudo implican compartir boquillas y mangueras, lo que podría facilitar la transmisión de Covid-19 en entornos comunitarios y sociales.

Fuente: OMS / Infosalus

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

Estados Unidos acusa a Nicolás Maduro de narcotráfico y ofrece recompensa por su captura

El fiscal general de EE.UU., William Barr, presentó cargos formales de narcoterrorismo, tráfico de armas, lavado de dinero y corrupción contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Las acusaciones también están dirigidas contra 13 altos funcionarios de Venezuela, como el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno; el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López; el titular de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello; y el ministro de Industria y Producción, Tareck El Aissami.

En la lista también constan el general (retirado) Hugo Carvajal Barrios, exdirector de la Dirección de Inteligencia Militar de Venezuela (DGCIM); y Clíver Alcalá Cordones, General Mayor (retirado) del Ejército de Venezuela.

A la par de esta acusaciones, el Departamento de Estado difundió un comunicado del secretario de Estado, Mike Pompeo, en el que se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares por información que lleve al arresto o procesamiento de Maduro; mientras que dan 10 millones de dólares por los otros funcionarios.

Estos montos se ofrecen bajo el Programa de Recompensas de Narcóticos del Departamento de Justicia, que ha pagado más de 130 millones de dólares en retribución por información sobre unos 75 narcotraficantes desde que se creó en 1986.

Es inusual la presentación de cargos formales contra un mandatario, el precedente más reciente fue cuando acusaron, en 1988, al general panameño Manuel Noriega por cargos de narcotráfico — que no era jefe de Estado, pero manejaba el poder desde la Comandancia de las Fuerzas Armadas—; sin embargo, al ser consultado, Barr señaló que EE.UU. “no reconoce a Maduro como presidente de Venezuela”.

“Inundar los EE.UU. con cocaína”
“El régimen de Maduro está inundado de efectivo y criminalidad”, dijo Barr y señaló que el mandatario “ha permitido usar a Venezuela como un lugar seguro para el narcotráfico” en la región.

Mencionó que Maduro y sus altos funcionarios han conspirado con las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) “para inundar los EE.UU. con cocaína, para socavar la salud y el bienestar de nuestra nación”.

“Este tráfico de drogas se puso en marcha deliberadamente para dañar al pueblo estadounidense”, añadió en su acusación.

En concreto, mencionan que existen rutas, que incluyen a Venezuela, por las cuales trasladan entre 200 y 250 toneladas métricas de cocaína al país norteamericano y otros territorios.

“Esas 250 toneladas métricas equivalen a 30 millones de dosis letales”, mencionó Barr.

Geoffrey Berman, fiscal federal del distrito sur de Nueva York, sostuvo, en la misma conferencia de prensa, que “el alcance y la magnitud de la droga traficada solo fue posible porque Maduro y las instituciones corruptas de Venezuela proveyeron protección política y militar para los crímenes de narcoterrorismo”.

En Nueva York, además de las acusaciones contra los funcionarios venezolanos, incluyeron a los exmiembros de las FARC Luciano Marín Arango, más conocido por su alias ‘Iván Márquez’, y a Seuxis Pausias Hernández Solarte, apodado ‘Jesús Santrich’.

De acuerdo con el fiscal Barr, en las investigaciones ha trabajado la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés).

“Esto ha llegado a su fin”
“Este es solo el comienzo de nuestro esfuerzo para sacar de raíz la corrupción en Venezuela”, manifestó, entretanto, Ariana Fajardo, fiscal federal para el sur de Florida, quien participó en la conferencia de prensa vía videoconferencia.

Barr añadió que Maduro “traicionó al pueblo venezolano y corrompió sus instituciones”.

“Mientras el pueblo venezolano sufre, esta camarilla se llenó los bolsillos. Esto ha llegado a su fin”, enfatizó.

“Las acciones de hoy envían un mensaje claro a los funcionarios corruptos en todas partes de que nadie está por encima de la ley o más allá del alcance de la policía estadounidense”, señaló, por su parte, dijo el administrador interino de la DEA, Uttam Dhillon.

Opina aquí

Continuar leyendo

Tendencia