Conéctate con nosotros

El Mundo

Groenlandia: cómo el territorio de Dinamarca se convirtió en el centro de una disputa económica y geoestratégica entre EE.UU. y China

Groenlandia no está acostumbrada a ser el centro de atención, pero el año pasado apareció en las portadas de los periódicos de todo el mundo.

Eso luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó reportes noticiosos de que quería que su gobierno comprara la vasta isla ártica perteneciente a Dinamarca.

El gobierno danés respondió de inmediato que Groenlandia no estaba a la venta, lo cual provocó una disputa diplomática.

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, calificó el deseo de Trump de “absurdo”, lo que llevó al presidente de EE.UU. a responder que sus comentarios eran “repugnantes”.

Sin embargo, las dos partes pronto saldaron sus diferencias y Estados Unidos anunció una política diferente para aumentar su presencia e influencia en Groenlandia: abrirá un consulado a fines de este año.

Será el primero en el territorio desde 1953, aunque EE.UU. continúa administrando una instalación militar en el norte de Groenlandia, la base aérea de Thule.

Dado que China también está interesada en establecer vínculos económicos más estrechos con Groenlandia, ¿por qué la isla de repente tiene tanta demanda?

¿Y qué podría significar el nuevo consulado de Estados Unidos tanto para la economía de Groenlandia como para el movimiento de independencia del territorio?

Antes de responder a eso, primero una breve guía de Groenlandia.

Un vasto y helado territorio

Groenlandia es la isla más grande del mundo si Australia se considera un continente.

Ubicado principalmente dentro del Círculo Polar Ártico, unas tres cuartas partes de su tierra están permanentemente cubiertas por una capa de hielo.

Tiene una población aproximada de 56.000 personas y es el país o territorio menos densamente poblado de la Tierra.

Un tercio de las personas vive en la capital, Nuuk, y no hay caminos hacia las otras ciudades, que abrazan la costa. En cambio, se debe volar o ir en bote, que a menudo no es posible durante el invierno.

Es un territorio autónomo dependiente de Dinamarca desde 1814, con su propio parlamento que se ocupa de los asuntos internos. El parlamento danés en Copenhague, al que Groenlandia envía dos representantes, se ocupa de sus asuntos internacionales.

Actualmente, la economía de Groenlandia depende de dos cosas; pesca, que representa el 95% de sus exportaciones, y una subvención anual del gobierno danés. Este subsidio totaliza 3.900 millones de coronas danesas (US$600 millones) y proporciona más de la mitad del presupuesto anual del gobierno de Groenlandia.

Un punto estratégico

Los analistas dicen que hay dos razones por las que Estados Unidos y China miran con entusiasmo a Groenlandia: la economía y la geoestratégica.

Y ambos están vinculados al cambio climático.

Económicamente, Groenlandia tiene algunos de los depósitos más grandes de los llamados metales de tierras raras, como neodimio, praseodimio, disprosio y terbio. Estos se utilizan cada vez más en la fabricación de teléfonos móviles, computadoras y automóviles eléctricos.

Y estratégicamente, el país se encuentra entre Norteamérica, Europa y Rusia.

El cambio climático y las temperaturas cada vez más cálidas significan que podría ser más fácil extraer esos metales y navegar a través del Océano Ártico circundante, ya sea en un buque de carga o en un buque militar.

El geólogo danés Minik Rosing dice que Groenlandia tiene muchos más tesoros debajo de su superficie.

“También hay mineral de hierro… hay una mina de rubí… hay oro… hay platino”, dice. “Y el cambio climático hace que navegar sea mucho más fácil”.

Sin embargo, advierte que los largos inviernos árticos todavía limitan severamente la minería en Groenlandia: “No puedes trabajar en una mina 12 meses al año, puedes trabajar tres meses al año más o menos”.

“Así que eso significa que cualquier inversión que realice en minas estará inactiva durante muchos meses, y eso dificulta las cosas. Y cualquier mina puede tomar hasta 50 años antes de que tenga una producción decente”, continúa.

Entonces, en lugar de razones económicas, Rosing cree que Estados Unidos está mirando a Groenlandia debido a su creciente importancia estratégica.

“Creo que la mayor parte del interés de Estados Unidos se debe a razones estratégicas, simplemente quieren estar presentes”, dice. “Los minerales juegan un papel menor en eso”.

¿Y el consulado de EE.UU.?

Si bien el gobierno danés rechazó hacer comentarios para este artículo, el diputado danés Soren Espersen, de la oposición, dice que le preocupa que el consulado estadounidense en Groenlandia aumente los llamados a la independencia en ese territorio.

Actualmente, las encuestas sobre el tema no son concluyentes, y algunos sugieren que hasta el 64% de los groenlandeses quieren que el país se separe de Dinamarca, mientras que otros ponen el apoyo en 38%.

“Los estadounidenses quieren estar listos cuando Groenlandia declare su independencia”, dice Espersen, del derechista Partido Popular Danés.

“Los estadounidenses están agregando combustible al deseo de independencia de Groenlandia”, añade.

Ante ello, el congresista espera que el gobierno danés haga más para demostrar que es “más serio” el mantener Groenlandia.

Espersen tampoco quiere ver a China y su influencia o presencia en Groenlandia.

El gobierno danés parece estar de acuerdo con esto, y en 2017 acordó construir dos nuevos aeropuertos en Groenlandia en lugar de que el proyecto se destinara a una empresa china.

Aaja Chemnitz Larsen es una de los dos parlamentarios de Groenlandia en Copenhague. Es del partido independentista y socialista Inuit Ataqatigiit.

Si bien dice que “es bueno tener una buena cooperación con los estadounidenses”, le intriga la cantidad de personal que puede estar presente en el próximo consulado de Estados Unidos.

“Estoy preocupada porque probablemente habrá más diplomáticos estadounidenses en ese consulado de los que tengamos personal en la Dirección de Asuntos Exteriores de Groenlandia”, dice.

Su preocupación es que la presencia estadounidense podría volverse demasiado dominante: “Podríamos ser superados”, considera.

La embajada de Estados Unidos en Copenhague no respondió a las solicitudes de comentarios.

Chemnitz Larsen agrega que aunque la independencia de Groenlandia es su objetivo a largo plazo, no cree que esté “a la vuelta de la esquina”.

“Y no creo que debamos vendernos a quienes pagan más, ya sea Estados Unidos o China, para salir de la unidad del reino danés. Eso no es independencia”, opina.

La economista danesa Uffe Palludan está de acuerdo en que los groenlandeses deberían estar preocupados por dejar entrar demasiada inversión estadounidense o china.

“Tendría un enorme impacto desestabilizador en la sociedad groenlandesa”, advierte.

Fuente: BBC News

 

 

 

Opina aquí

El Mundo

Estados Unidos prohíbe las aplicaciones chinas TikTok y WeChat

Donald Trump, presidente del país norteamericano, ya había advertido desde el mes pasado la amenaza de no dejarlas operar. El Partido Comunista de China ha demostrado que tiene los medios y la intención de utilizar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional”, dijeron las autoridades.

Las descargas de las aplicaciones chinas TikTok y WeChat estarán prohibidas en Estados Unidos a partir del domingo, dijo este viernes el Departamento de Comercio citando amenazas a la “seguridad nacional”. “El Partido Comunista de China ha demostrado que tiene los medios y la intención de utilizar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional, la política exterior y la economía de Estados Unidos”, dijo el departamento estadounidense en un comunicado.

Estados Unidos cumple así la amenaza que blandió el presidente, Donald Trump, contra estas dos aplicaciones chinas, en un contexto de grandes tensiones entre los dos gigantes económicos.

(TikTok demanda al gobierno de EE. UU. por veto impuesto en ese país)

Washington deja, sin embargo, una puerta abierta para TikTok, una aplicación muy popular entre los jóvenes para compartir videos cortos, antes de prohibirle por completo operar en su territorio. “El presidente deja hasta el 12 de noviembre para resolver los problemas de seguridad nacional que plantea TikTok. Las prohibiciones podrían levantarse si es necesario”, dijo el Departamento de Comercio.

TikTok, que pertenece al grupo chino ByteDance, estaba operando bajo condiciones en Estados Unidos desde principios de agosto. Trump, quien lo acusa de espiar para el gobierno chino, firmó entonces un decreto para exigir la venta de sus actividades estadounidenses antes del 20 de septiembre, bajo pena de prohibición en el país.

Los gigantes estadounidenses Microsoft y Walmart hicieron una oferta para comprar esas actividades de TikTok, pero ByteDance la rechazó el domingo. El grupo californiano de software Oracle presentó una oferta para convertirse en “socio tecnológico de confianza” de TikTok, aunque no se han divulgado detalles.

“Aunque las amenazas planteadas por WeChat y TikTok no son idénticas, son similares. Cada una recopila cantidades significativas de datos de los usuarios”, apuntó el Departamento de Comercio. La plataforma WeChat, que pertenece al gigante chino Tencent, está omnipresente en la vida de los chinos para mensajería, pagos remotos y reservas, entre otros usos.

Fuente: Portafolio

 

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

El Ártico está en transición a un nuevo clima por el calentamiento global

Mar abierto y lluvia, en lugar de hielo y nieve, son condiciones cada vez más típicas de la región, según un nuevo estudio científico. El Polarstern, un rompehielos alemán, participó en una gran expedición multidisciplinaria de investigación polar en el océano Ártico en agosto.

Los efectos del calentamiento global en el Ártico son tan graves que la región está cambiando a un clima diferente, uno que se caracteriza por menos hielo y nieve, con más lluvias y mar abierto, según dijeron unas científicas el lunes 14 de septiembre.

Según las investigadoras, el océano helado en el Ártico ha disminuido a tal punto que, incluso en un año de extremas temperaturas gélidas, no se produciría tanto hielo como era usual en décadas pasadas. Otras dos características del clima de la región, las temperaturas típicas de la temporada y el número de días con lluvia en vez de nieve, están cambiando de la misma manera, dijeron las científicas.

El Ártico es una de las zonas que están siendo más afectadas por el cambio climático, con aumentos drásticos de temperaturas, el derretimiento del permafrost y otros efectos además de la reducción del hielo marino. El estudio, de Laura Landrum y Marika M. Holland del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica en Boulder, Colorado, es un intento de poner en contexto lo que ocurre en esa región.

“Todo el mundo sabe que el Ártico está cambiando”, explicó Landrum, climatóloga y autora principal del estudio, publicado en la revista Nature Climate Change. “De verdad quisimos cuantificar si estamos en presencia de un nuevo clima”.

En otras palabras, la investigadora se pregunta: “¿Ha cambiado tanto el Ártico, y con tanta rapidez, que es imposible predecir su nuevo clima basándonos en el pasado reciente?”.

Con base en años de datos obtenidos de la observación de la región y modelos computarizados, las investigadoras descubrieron que el hielo marino ya tiene un nuevo clima: la extensión del hielo en años recientes es mucho menor a lo que se habría esperado, incluso en el peor año de mediados del siglo XX.

El hielo en el océano Ártico se ha reducido un 12 por ciento cada década desde que la observación satelital comenzó a fines de los años setenta, y los 13 años con más bajo nivel de hielo oceánico han ocurrido todos desde 2007. Se espera que este año sea una marca mínima récord o casi histórica en la extensión de hielo, que podrá determinarse al final de este mes cuando termine el periodo de deshielo de la temporada de verano.

Las simulaciones que compararon las temperaturas del aire del otoño y el invierno, así como los días de lluvia con los días de nieve mostraron que la transición a un nuevo clima está ocurriendo de manera más pausada y se espera que el cambio definitivo ocurra a mediados de este siglo.

El nuevo estudio se basa en trabajos similares previos que analizaban menos elementos climáticos, según explicó Jennifer Kay, climatóloga de la Universidad de Colorado que no participó en la investigación.

“Es positivo ver que todas esas variables se discutan”, dijo Kay. Determinar el tiempo en que ocurren los diferentes cambios es una contribución interesante.

Pero los científicos han sabido con bastante anticipación que la región atravesaba por cambios decisivos. “Sabemos cómo era”, añadió Kay. “Le llamamos ‘el nuevo Ártico’ porque ya no es el mismo”.

Las comunidades del Ártico ya están sufriendo por los cambios, según explica Landrum. La erosión de las líneas costeras ha hecho que algunas poblaciones nativas de Alaska empiecen a pensar en reubicarse. Otros cambios están afectando el suministro de alimentos. Tormentas más cálidas que generan lluvia en terrenos nevados, por ejemplo, pueden causar la inanición de animales que son fundamentales para los grupos indígenas de la zona.

“El cambio climático del Ártico no representa el futuro para ellos”, dijo Landrum. “Es el ahora”.

Landrum afirma que los modelos climáticos empleados en el estudio simularon un mundo futuro donde las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento del planeta, permanecían altas. Eso permite cierto margen de optimismo, añadió.

“Aún tenemos la oportunidad de cambiar qué tan rápido evoluciona el Ártico, si modificamos nuestras emisiones”, dijo la científica.

“No podemos simplemente rendirnos. Si trabajamos arduamente y hacemos algunos cambios hay una posibilidad de generar efectos drásticos”.

Otro estudio publicado el lunes 14 de septiembre sugiere que dos glaciares antárticos que durante mucho tiempo han preocupado a los científicos por la posibilidad que tienen de contribuir al aumento del nivel del mar pueden estar en peores condiciones de lo que se había previsto.

Los glaciares Thwaites y Pine Island son ríos de hielo, que se mueven lentamente desde la capa de hielo de la Antártida Occidental, en la parte interna del océano, donde se derriten y provocan un aumento en el nivel del mar. En décadas recientes, el movimiento de los dos glaciares se ha acelerado, lo que ha producido más pérdida de hielo desde el interior, en gran parte debido al derretimiento causado por el agua más cálida que circula debajo de los glaciares.

Sin embargo, incluso con la aceleración, el deshielo de esta parte de la capa de la Antártida Occidental podría tardar siglos.

En la nueva investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciencies, se analizaron imágenes satelitales que mostraron grietas y otras evidencias de daño en las capas heladas de los glaciares, los bordes más prominentes que flotan en el agua.

Esta evidencia de daños, según escriben los autores del artículo, es la primera señal de un debilitamiento estructural de las capas de hielo, un proceso que puede desencadenar la desintegración de esas capas y un flujo más rápido del agua de los glaciares hacia el océano. Los autores indicaron que la incorporación de estos procesos de daño a los modelos del comportamiento de la capa helada es esencial para realizar evaluaciones más precisas sobre el posible aumento del nivel del mar.

Fuente: Nwe York Times

 

Opina aquí

Continuar leyendo

El Mundo

Crisis en Venezuela: qué consecuencias puede tener el informe de la ONU que acusa a Maduro de crímenes de lesa humanidad

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y otros miembros de su gabinete fueron acusados este miércoles por las Naciones Unidas (ONU) de perpetrar crímenes contra la humanidad.

Según una investigación elaborada para el Consejo de Derechos Humanos de la organización, las autoridades venezolanas han suministrado ayuda esencial para llevar a cabo ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura desde 2014.

El informe de 443 páginas señala como responsables directos de estos crímenes a Maduro, así como también a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente; y a los ministros de Interior y Defensa, Néstor Reverol y Vladimir Padrino López, respectivamente, entre otros altos funcionarios.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo en Twitter que el informe está “plagado de falsedades” y procede de “una misión fantasma dirigida contra Venezuela y controlada por gobiernos subordinados a Washington”.

  • Una investigación de la ONU acusa a Maduro de crímenes contra la humanidad y su canciller responde que son “falsedades” de “gobiernos subordinados a Washington”
  • El gobierno de Venezuela rechaza el informe de una misión de la ONU que acusa a Maduro de crímenes contra la humanidad

“Esperamos que el gobierno de Venezuela lea el informe y tome en serio recomendaciones que hacemos en él. Según el derecho internacional y de acuerdo con la misma legislación local, el Estado venezolano es el principal responsable de estos crímenes y sus autores deben responsabilizarse”, le dice a BBC Mundo la jurista Marta Valiñas, presidenta de la misión a cargo de la investigación.

Opina aquí

Continuar leyendo

Tendencia