Conéctate con nosotros

La Nación

Así llegan las partes a negociar el salario mínimo

Este es el primer gran encuentro de la mesa. Debaten en medio del paro y el desempleo.

Con la expectativa por el dato de productividad, uno de los ítems claves para establecer un porcentaje de arranque en la negociación del salario mínimo, se reunirá este jueves desde las 8 de la mañana la mesa tripartita de concertación de política salarial, integrada por trabajadores, empresarios y el Gobierno.

En esta oportunidad, con un cambio de metodología, será el Dane y no Planeación Nacional (como en años anteriores) la entidad encargada de expedir el dato que, junto con la inflación proyectada para 2020 y la causada en el 2019, permita buscar una cifra que asegure que el trabajador, con el ingreso, no pierda poder adquisitivo.

De acuerdo con una persona cercana al proceso, la productividad habría sido del orden del -0,39 %, es decir, en lugar de sumar a la cifra total de aumento, llevaría a que la propuesta de incremento salarial sea menor al esperado por los trabajadores.

Por su parte, consultado sobre el dato de productividad, el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, aseguró que “este todavía no se ha decidido, ya que por el momento ha sesionado la subcomisión y hay diferencias; la cifra sigue en estudio y debate”.

Así llegan las partes
Por ahora, una de las pocas cosas claras es que aún sin empezar los debates, parece haber más diferencias que similitudes. Por ejemplo, mientras los sindicatos afirman que los debates del mínimo no deben aislarse del paro, los gremios piden no mezclarlos.

Según Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC y el Consejo Gremial, “la expectativa estará en conocer las cifras y los planteamientos iniciales, pero creería que una cosa es el salario mínimo y otra el paro; desde los empresarios lo vemos como dos cosas diferentes, pero todo dependerá de las forma en que lleguen las centrales obreras. Creo que hay que separar los temas y avanzar en la discusión”.En contraste, Fabio Arias, vocero de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), enfatizó que “en esta oportunidad, con mayor razón, el Gobierno, el Congreso y los gremios tienen que entender que la ciudadanía está absolutamente indignada e inconforme con todo lo que pasa en el país.

RELACIONADOS: MINISTERIO DE TRABAJO TRABAJADORES EMPRESARIOS SALARIO MÍNIMO
Por: Economía y Negocios 05 de diciembre 2019 , 08:09 a.m.
Con la expectativa por el dato de productividad, uno de los ítems claves para establecer un porcentaje de arranque en la negociación del salario mínimo, se reunirá este jueves desde las 8 de la mañana la mesa tripartita de concertación de política salarial, integrada por trabajadores, empresarios y el Gobierno.

En esta oportunidad, con un cambio de metodología, será el Dane y no Planeación Nacional (como en años anteriores) la entidad encargada de expedir el dato que, junto con la inflación proyectada para 2020 y la causada en el 2019, permita buscar una cifra que asegure que el trabajador, con el ingreso, no pierda poder adquisitivo.

Temas relacionados
ANDI 07:51 P.M.
‘Un paro es todo lo opuesto a la defensa del empleo’: Bruce Mac Master

SALARIO MÍNIMO DIC 02
¿Cómo se fija el salario mínimo en Colombia?

SALARIO MÍNIMO NOV 30
Expectativa por productividad en la antesala de discusión salarial
De acuerdo con una persona cercana al proceso, la productividad habría sido del orden del -0,39 %, es decir, en lugar de sumar a la cifra total de aumento, llevaría a que la propuesta de incremento salarial sea menor al esperado por los trabajadores.

Por su parte, consultado sobre el dato de productividad, el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, aseguró que “este todavía no se ha decidido, ya que por el momento ha sesionado la subcomisión y hay diferencias; la cifra sigue en estudio y debate”.

Así llegan las partes
Por ahora, una de las pocas cosas claras es que aún sin empezar los debates, parece haber más diferencias que similitudes. Por ejemplo, mientras los sindicatos afirman que los debates del mínimo no deben aislarse del paro, los gremios piden no mezclarlos.

Según Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC y el Consejo Gremial, “la expectativa estará en conocer las cifras y los planteamientos iniciales, pero creería que una cosa es el salario mínimo y otra el paro; desde los empresarios lo vemos como dos cosas diferentes, pero todo dependerá de las forma en que lleguen las centrales obreras. Creo que hay que separar los temas y avanzar en la discusión”.En contraste, Fabio Arias, vocero de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), enfatizó que “en esta oportunidad, con mayor razón, el Gobierno, el Congreso y los gremios tienen que entender que la ciudadanía está absolutamente indignada e inconforme con todo lo que pasa en el país.

‘Un paro es todo lo opuesto a la defensa del empleo’: Bruce Mac Master
Así es el proyecto que reduce la jornada laboral sin tocar salario
¿Cómo se fija el salario mínimo en Colombia?
Expectativa por productividad en la antesala de discusión salarial
“Esta vez llegamos con mayores ahíncos que nos da la movilización, pero si vamos a tener la misma respuesta del Gobierno en la comisión de concertación, saldremos en un desacuerdo total e infinito”.

El plan del Gobierno, no obstante, será llegar a un punto medio en estas deliberaciones. Tanto el director de Planeación, Luis Alberto Rodríguez, como la ministra de Trabajo, Alicia Arango, han dicho que buscarán sí o sí llegar a un acuerdo.
Incluso, la Mintrabajo le salió al paso a comentarios hechos desde algunos sectores de que el alza de 6 por ciento fijada el año pasado era causante del mayor desempleo que se registra en el país.

“Aquí todo lo malo es por el salario mínimo, en este país todo termina en el salario mínimo, no puede terminar en otra cosa, o sea los salarios de la gente que gana bastante dinero eso no importa. Qué pena, este Gobierno no está de acuerdo en que el salario mínimo es muy alto y haremos todo lo posible, dentro de las posibilidades fiscales, por sacar el mejor salario mínimo que se pueda”, dijo.

Empleo, tema de fondo
Por su parte, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, dijo en su momento que “este año seguramente vamos a tener que, entre todos, tener los cinturones más ajustados porque la prioridad tiene que ser la creación de empleo”, con lo cual se prevé que los empresarios lleguen con una cifra menor al 6%, que se aprobó un año atrás.

En tanto, Acopi –gremio de micro, pequeñas y medianas empresas– llega con una cifra a la mesa: “Nuestra posición como gremio empresarial sigue estando encaminada a un alza entre 4 por ciento y 4,6 por ciento, dado que un aumento más pronunciado ocasionaría una ralentización de la generación de nuevos puestos de trabajo, un aumento del desempleo en la población más joven y menos cualificada y un incremento consecuente al empleo informal”, dijo la agremiación en una carta enviada a la Comisión.

Acuerdo solo se ha dado en 7 de los últimos 22 años
El acuerdo del año pasado para fijar el salario mínimo del 2020 fue el séptimo que se ha logrado en los últimos 22 años.

La historia reciente del país muestra que han sido más las ocasiones en las que los presidentes de turno han expedido unilateralmente por decreto el alza del mínimo, que los años en que el Gobierno, los patronos y trabajadores llegan a un consenso.

En cualquier caso, esta modificación de los ingresos mensuales –que incluye también el aumento del subsidio de transporte– impacta directamente a unas dos millones de personas, además de tener un efecto indirecto en más colombianos, cuyos aumentos salariales se ven reflejados sobre la variación decretada.

El modelo actual, que basa los debates en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, fue creada con el fin de “fomentar las buenas relaciones laborales con el fin de lograr la justicia dentro de un espíritu de coordinación económica y equilibrio social y de paso fijar de manera concertada la política salarial para garantizar una calidad de vida digna para el trabajador y su familia”, según la norma que la creó.

La discusión de este año es sui generis por dos aspectos fundamentales: uno, que los debates se realizarán en medio de un gran paro nacional –que va para su tercera semana– y, dos, que, a diferencia de años pasados, la mayoría de voceros aún no se ha decantado por una cifra en concreto.

Fuente: El Tiempo

Opina aquí

Continuar leyendo
Anuncios
Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Nación

La dura crítica de José Obdulio Gaviria a Daniel Quintero por el paro

‘En Antioquia lo que nos gusta es trabajar’, le dijo el senador uribista al alcalde de Medellín.

Al senador uribista José Obdulio Gaviria no le gustó para nada la manera como el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, manejó la jornada de protesta de este martes 21 de enero. Incluso, lo tildó de ingenuo, y aseguró: “En Antioquia lo que nos gusta es trabajar”. 

El congresista del Centro Democrático, quien es uno de los hombres más cercanos al expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, dijo que “los ejercicios de protesta” impulsados por Quintero lo que representan es un “verguero semanal contra la industria y el comercio”.

Y cuestionó, además, que pretendiera celebrar su “epopeya democrática con una especie de remate de corrida, con concierto incluido”.

Pero Quintero sabía que le llegaría una ola de críticas por su manejo de la jornada de protestas, que terminó con fachadas pintadas y enfrentamientos, lo que obligó a la cancelación de un concierto que se tenía programado para rematar la jornada.

Minutos antes de recibir las críticas del congresista uribista, escribió, en su cuenta de Twitter, que algunos sectores iniciarían “una campaña para torpedear los gobiernos locales alternativos”.

Y dijo que ante las críticas a esos gobiernos, “que acaban de ser elegidos con votaciones históricas”, seguirán trabajando para construir un futuro diferente. 

Daniel Quintero, quien derrotó al candidato del Centro Democrático en las elecciones de octubre del año pasado, ha sido uno de los críticos del Esmad y ha dicho que la protesta ciudadana “es un derecho en Colombia”.

Fuente: El Tiempo

Opina aquí

Continuar leyendo

La Nación

Grupos armados ilegales imponen su ley en frontera con Venezuela: Humans Rights

Grupos armados ilegales imponen su ley en una amplia franja de la frontera entre Colombia y Venezuela, a ambos lados, donde amenazan a los habitantes con castigos que van desde multas o trabajos forzados hasta la muerte, alertó este miércoles un informe de Human Rights Watch (HRW).

Esta situación se presenta en el departamento de Arauca y el vecino estado venezolano de Apure, región fronteriza a merced de grupos guerrilleros y otras organizaciones armadas que cometen todo tipo de abusos con total impunidad.

“Los residentes en Arauca y Apure viven con miedo, ya que los grupos armados reclutan a sus hijos e imponen sus propias reglas, amenazan a los residentes y castigan a quienes desobedecen, incluso con asesinatos o meses de trabajo forzado en los campos”, dijo el director ejecutivo para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, quien presentará hoy el estudio en Bogotá.

En el informe “Los guerrilleros son la policía: Control social y graves abusos por parte de grupos armados en el departamento colombiano de Arauca y el estado venezolano de Apure” se documentan abusos en ambos lados de la frontera por parte de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln), una disidencia de las desmovilizadas Farc y las venezolanas Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (Fpln).

Ley propia

Human Rights Watch subraya que en esa parte de la frontera “los grupos armados no estatales usan la violencia para controlar la vida cotidiana de las personas”.

Para constatar la situación, HRW visitó Arauca, en el este de Colombia, en agosto de 2019 y entrevistó a 105 personas, incluidos líderes comunitarios, víctimas de abusos y sus familiares, trabajadores humanitarios, defensores de derechos humanos, funcionarios judiciales y periodistas.

Con esos testimonios, la organización concluyó que los grupos armados ilegales imponen en ambos lados de la frontera una amplia gama de reglas y “las hacen cumplir brutalmente”.

Las reglas incluyen medidas de carácter judicial como toques de queda, “prohibiciones de violación, robo y asesinato” y regulaciones que rigen las actividades cotidianas como la pesca, el pago de deudas y los horarios de cierre de bares.

Según el organismo, en algunas áreas “prohíben usar cascos de motocicleta para que los miembros del grupo armado puedan ver las caras de los viajeros y extorsionan rutinariamente dinero a prácticamente cualquier persona que realice actividades económicas”.

Impunidad total

Con los testimonios recopilados, HRW concluyó que los abusos denunciados, “que incluyen asesinatos, trabajos forzados, reclutamiento de niños y violaciones, se cometen como parte de la estrategia de los grupos para controlar la vida social, política y económica de Arauca y Apure”.

Vivanco subrayó en el informe que “los grupos operan con una impunidad casi absoluta en ambos lados de la frontera y especialmente en Venezuela a veces están en connivencia con las fuerzas de seguridad y las autoridades locales”.

Según el estudio, aunque Colombia ha tratado de arrebatar el poder a los grupos armados, los abusos siguen impunes. Mientras en Venezuela, las guerrillas “parecen sentirse aún más libres para operar”.

Habitantes, líderes comunitarios, periodistas y trabajadores humanitarios aseguraron a HRW “que en algunos casos, los grupos armados actúan en connivencia con las fuerzas de seguridad venezolanas y las autoridades locales”.

“Al menos 16 cuerpos (sin vida) de civiles fueron encontrados en Arauca en 2019 con mensajes en papel en los que se acusaba a las víctimas de ser ‘informantes’, ‘violadores’, traficantes de drogas’ o ‘ladrones’. Algunos estaban firmados por grupos disidentes de las Farc que operan en el área”, añade el informe.

Señala además que grupos armados en Arauca y Apure también castigan a los residentes de la zona “con trabajos forzados, obligándolos a trabajar durante meses sin paga en fincas, limpiando caminos o cocinando” para ellos, “lo que a menudo ocurre en Venezuela”.

Colombia y Venezuela, que no tienen relaciones diplomáticas desde febrero de 2019, comparten una frontera de 2.219 kilómetros, donde operan grupos guerrilleros, bandas criminales herederas de los paramilitares colombianos, contrabandistas, narcotraficantes y delincuentes comunes.

Fuente: El Colombiano

Opina aquí

Continuar leyendo

La Nación

Colombia activa vigilancia médica por virus respiratorios

Un ciudadano chino, procedente de Turquía, quien llegó a Bogotá en la mañana de este miércoles, es atendido por autoridades de salud para descartar que sufra el coronavirus.

Sin embargo, el Instituto Nacional de Salud (INS) explicó que esto no quiere decir que el paciente tenga el virus, sino que se aplican una serie de procedimientos para confirmarlo o no. “Además de la persona de ElDorado ya hemos vigilado otras tres personas”.

“Eso no quiere decir que tengan Coronavirus. Simplemente son individuos que han sido captados por vigilancia”, indicó el INS.

Además, el INS resaltó que el aumento de pacientes con síntomas de virus aumenta por el “pico respiratorio”, algo que es cíclico en Colombia y que se da por esta época del año. “Estamos vigilando y captando a cualquier persona con algún síntoma de gripa… eso no quiere decir que tenga coronavirus”, agregó el Instituto.

De igual manera, llamó la atención para que los colombianos estén atentos a la información oficial y no se dejen guiar por la información que circula en redes sociales, que puede causar pánico. “En el momento en que Colombia tenga un caso confirmado el INS y el Ministerio de Salud convocarán de inmediato a los medios” para dar a conocer la información.

Finalmente, recomendó que las medidas que una persona debe tomar son las mismas que se toman para evitar una gripa: Lavado de manos frecuente (siempre que llegue de la calle), hágalo también a los niños, si tiene algún síntoma de resfrío use tapabocas, si esta con personas con gripa que no están usando tapabocas, úselo usted, cúbrase la boca y nariz con la parte interna del codo al toser o estornudar, si alguien tose o estornuda cerca y no se cubre, cúbrase usted boca y nariz con la mano mientras se aleja, no salude de beso y tenga las oficinas y salones con ventilación, ventana abierta.

Fuente: El Colombiano

Opina aquí

Continuar leyendo

Tendencia