Conéctate con nosotros

#YoParticipo

A joven le dispararon en la ciclovía por robarle su bicicleta, ¿cómo proteger a los biciusuarios?

Un estudiante de 22 años recibió un disparo en el rostro durante la ciclovía nocturna de Bogotá. Proyecto de ley contra el robo de bicicletas fue aprobado esta semana en la Cámara de Representantes, falta el visto bueno del Senado.

“Él no quería soltar su bicicleta”. Con esas palabras el hermano de Samuel García* describió el ataque que sufrió el joven por oponerse al robo de su bicicleta. Samuel fue interceptado durante la ciclovía nocturna de Bogotá del pasado jueves y tras la agresión, en la que recibió un impacto de bala en el rostro, fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Engativá.

García fue atacado con un impacto en la mejilla que quedó incrustado en su cuello. “El tiro fue directamente en el rostro”, dijo el hermano del joven de 22 años. Como él, otras 4.600 personas han sido víctimas de esta modalidad de robo en la capital, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad. Las cifras demuestran que la inseguridad en las calles de Bogotá sigue siendo el peor enemigo de los biciusuarios. Solo en los primeros tres meses de este año, 15 personas fallecieron en medio de atracos en los que no solo les arrebataron sus transportes alternativos, sino también la vida.

  • Un registro para evitar el robo de bicicletas

Las cifras son preocupantes, por eso esta semana se aprobó en la Cámara de Representante el Proyecto de Ley 165 Darío García de 2108. La iniciativa del Partido Mira, busca proteger a los miles de ciudadanos que utilizan la bicicleta como su transporte diario, crear facilidades para que estos puedan denunciar el robo de sus vehículos de manera más fácil, identificar las rutas más inseguras para los biciusuarios y aportar instrumentos para combatir la venta ilegal de ciclas robadas.

La representante a la Cámara Irma Herrera rechazó la agresión de la que fue víctima y advirtió que esa es una realidad a la que se enfrentan todos los días los ciclistas del país. “Es lamentable que en un día en el que se había dispuesto ciclovía nocturna en Bogotá, precisamente para fomentar el uso de la bicicleta en la capital del país, un joven de 22 años, estudiante de cocina, haya sido víctima de los ladrones y se encuentre hoy, en cuidados intensivos”, dijo la congresista.

El Proyecto de Ley, que paso a tercer debate en el Senado, pretende mejorar la seguridad de los ciclistas que representan al país en esta disciplina y la de miles de estudiantes y trabajadoras utilizan la bicicleta como medio de transporte diariamente. Con el Proyecto de Ley, se crearían las Rutas seguras, una propuesta de acompañamiento por parte de las autoridades en la identificación de las vías con dificultades de seguridad y con alta riesgo para el mejoramiento de su infraestructura y para mejorar condiciones de seguridad.

  • El asesinato de Diana Gómez por robarle la bicicleta, un crudo retrato de la inseguridad

El proyecto también propone crear el registro nacional de bicicletas y su marcación con nuevas tecnologías, la denuncia ágil en la aplicaciones de la Fiscalía y la Policía, sanciones a personas o locales donde se comercialicen bicicletas hurtadas y crear la red de bici segura entre autoridades y ciclistas a nivel nacional.

A los biciusuarios no les faltan aliados. La alcaldesa electa de Bogotá Claudia López confirmó que el primero de enero, día de su posesión, se movilizará en su bicicleta hasta el parque Simón Bolívar y de allí a la posesión del nuevo Concejo de la capital. Los capitalinos esperan que su gobierno, como ella lo ha dicho, genere mejores condiciones para proteger la vida de los amigos de la bicicleta.

*El nombre del joven fue cambiado para proteger su identidad.

Fuente: Revista Semana

Opina aquí

Continuar leyendo
Anuncios
Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#YoParticipo

El sueño de los autocines: ¿salvarán al sector?

El más reciente decreto del Gobierno autoriza su funcionamiento bajo estrictas medidas sanitarias.

Está cerca de ser una realidad cotidiana: carros entrando y saliendo de los espacios destinados para disfrutar una película que se proyectaría en la enorme pantalla del lugar. Fue un sueño que duró poco, que evocó los autocines en donde se concretaron amores furtivos o se casaron discusiones alrededor de una trama.

La década de 1970 trajo a Colombia una idea que se había popularizado casi 20 años atrás en Estados Unidos, para promover el cine en la población rural en plena posguerra. Autocine El limonar, en Cali, fue el primero en abrir en 1972. Una pantalla de 448 metros y una capacidad para 380 vehículos, además de dos salas auxiliares para quienes no tenían carro, era su oferta de lujo. Bogotá se sumaría con autocinemas en el sector de Los Héroes y en Marly.

( Especial / 100 películas para ver en plataformas digitales)Pura nostalgia. Hoy, en medio de la pandemia que obligó al cierre de todas las salas de cine desde marzo pasado para evitar la propagación del nuevo coronavirus, los autocines parecen el salvavidas de una industria del entretenimiento.

De acuerdo con el más reciente decreto del Gobierno, que permite su apertura cumpliendo unas estrictas normas de bioseguridad, las cosas podrían jugar a favor.

(Extensión de la cuarentena: autorizan los autocines en el país)

La semana pasada, todo fue caos para los operadores de los autocinemas, pues el Ministerio de Salud prohibió su  apertura en todo el país. “Implica aglomeración de personas en el lugar del espectáculo y dentro de los vehículos que utilice el espectador, toda vez que no garantiza el distanciamiento físico de dos metros entre personas”, señalaba la resolución fechada el 21 de julio.

“La medida nos ha tomado por sorpresa”, comenta Daniel Espinosa, director de mercadeo del centro comercial Ecoplaza de Mosquera (Cundinamarca), donde alcanzó a funcionar un autocinema operado por Royal Films.

“Cumplíamos con todos los requisitos de bioseguridad y habíamos hecho una inversión importante en el acondicionamiento de la pantalla y del lugar”, agrega Espinosa. “Nos preguntamos qué tan coherente es una medida en la que un ministerio (MinTIC) avala la operación con el uso de la frecuencia (a través de la cual se transmite el sonido a los carros) y el otro (Salud) resuelve revocar esto”.

La nueva decisión gubernamental, emitida el martes 28 de julio, consiente la “proyección fílmica, conciertos y artes escénicas realizadas bajo la modalidad de autocines – autoeventos, sin que se genere aglomeraciones, en los términos que establezca el Ministerio de Salud”.

Todos los obstáculos

Después de la decisión del minsalud, que aducía al numeral 5 del artículo 5 del decreto 990 de 2020, los del autocine de Mosquera no fueron los únicos sorprendidos. Cine sobre ruedas, un emprendimiento colombiano cuyo objetivo es que sus autocinemas sean permanentes y no como respuesta a la coyuntura, se quedó con todo listo para abrir en Bucaramanga, Cali, Medellín y Bogotá.

“Sabemos que el ministerio no está equivocado, pero llevamos meses hablando de que vuelven los autocines y nos dicen faltando dos días para abrir”, comenta Luis Humberto Sánchez, socio de Cine sobre ruedas. “Ahora queremos sentarnos con el gobierno para establecer los protocolos (…) Nosotros estamos promoviendo, empresa, contratación y generación de empleo y sano entretenimiento. Hay una necesidad de que la población tenga una recreación segura y los autocines lo son”.

Con el pronunciamiento del  Gobierno, en los municipios no covid queda autorizado el funcionamiento inmediato de los autocinemas; sin embargo, en los de moderada y alta afectación deben ser autorizados por el Ministerio de Salud y el Ministerio del Interior.

Con ese panorama, podrían abrir los autocines de Unicentro en Bogotá (de Cine Colombia); de Procinal Antioquia, en Sabaneta; el que iba a brir en Cajicá; los Autocines de Alterna Vista Belisario, en Medellín y Envigado, y el Autocinema del Centro de Eventos, en la Autopista Norte.

Horas antes de conocer la nueva decisión del Gobierno, Munir Falah, presidente y CEO de Cine Colombia, anunció que la compañía seguía trabajando en la instalación de nuevos autocinemas en Chía y en Cali, además del que funcionará en Unicentro en Bogotá.

Fuente: El Tiempo

Opina aquí

Continuar leyendo

#YoParticipo

Así avanza el #ParoNacional

Sigue minuto a minuto lo que sucede en el Paro Nacional.

Opina aquí

Continuar leyendo

#YoParticipo

La poderosa puja política por el municipio más pequeño de Colombia

Por: Camilo Daniel Pérez.

Sabaneta, el municipio más pequeño de Colombia en extensión pero a la vez uno de los más densamente poblados, y que pertenece al área metropolitana de Medellín, se encuentra hoy en medio de una disputa política de grandes proporciones por su alcaldía.

Por un lado está el candidato Santiago Montoya, un hombre joven y carismático, que aunque se lanzó por firmas de manera independiente, cuenta con el respaldo de varios partidos tradicionales del departamento.

Por el otro lado está el exalcalde Carlos Mario Cuartas, un hombre con buena imagen, sin ningún problema legal o disciplinario en su vida y quien recibió el aval por el Centro Democrático, aun cuando no había militado antes en ese partido.

Hasta ahí, todo normal. ¿Pero qué hay realmente detrás de dos candidaturas aparentemente tan buenas? Realmente mucho más de lo que parece.

Cuartas, el candidato del uribismo, cae en paracaídas en esa colectividad de la mano del cacique Fabio Valencia Cossio y del congresista Germán Blanco, este último, miembro de la polémica casa Suarez Mira de Bello, y quienes lograron, pese a todos los pronósticos, “ganarle” el aval al pupilo de Paola Holguín -oriunda de Sabaneta- y al de su poderoso grupo político en Antioquia, Los Paolos.

Detrás de Carlos Mario Cuartas hay una enorme y poderosa estructura política conformada además, por los exalcaldes Néstor Díez y Guillermo Montoya “Bolillo”, y por sus pupilos concejales Carlos Mario Colorado “la gata”, y Juan Fernando Montoya “Casimba”. Razones por las cuales, pese a ser de su propio partido y municipio, Paola Holguín no apoya dicha candidatura por la que incluso, estuvo a punto de renunciar al Senado y al Centro Democrático cuando esta fue anunciada públicamente.

El otro candidato, Santiago Montoya, tiene una estructura política mucho menos fuerte en Antioquia pero aparentemente, con mayor respaldo juvenil que su rival. Su aspiración se definió por firmas y aunque va apoyado por algunos partidos como Cambio Radical y el Liberal, ningún político tradicional o reconocido se ha sumado a su campaña. Algunos sostienen que estaría recibiendo el respaldo de Hector Londoño, varias veces alcalde del vecino municipio de Envigado, pero nada de eso confirmado. Lo que insinúan sus contradictores es que Montoya no representaría ninguna renovación para el municipio, y que su juventud no es garantía de cambio. Otros por su lado sostienen que si estuviera recibiendo el apoyo del líder envigadeño, lo haría públicamente, pues este cuenta con una alta aceptación entre sus coterráneos.

Cuartas y Montoya, dos hombres con hojas de visa intachables pero a quienes les cuestionan sus respaldos políticos. Serán entonces los sabaneteños quienes el próximo 27 de octubre, decidan con cuál de las dos opciones se quedan.

Opina aquí

Continuar leyendo

Tendencia